Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Perfil: Gonçalo Guedes

Si por algo es conocido el fútbol portugués, y en especial el Benfica, es por la exportación de jóvenes talentos a las principales ligas europeas año tras año: Nico Gaitán, Nemanja Matic, Ángel Di María, Jan Oblak… El exhaustivo trabajo en el apartado de scouting lleva aportando grandes ingresos desde hace años. No sólo han dominado el área sudamericana y parte del territorio balcánico, también han sido capaces de desarrollar el potencial de sus mejores jugadores locales gracias a su gran academia. Gonçalo Guedes es el último miembro de este selecto grupo.

Con tan sólo 20 años ha irrumpido en el panorama portugués y europeo con mucha fuerza, haciéndose poco a poco un hueco en las alineaciones de Rui Vitoria hasta ser una pieza clave de las mismas. La temporada pasada fue el momento de su puesta en escena ante el gran público, pese a que debutó en la 14/15 de manera discreta, acumulando tan sólo 37 minutos repartidos en 5 partidos. El cambió llegó en enero de 2016, cuando se convirtió en un habitual del primer equipo. Sus actuaciones (puso las cosas realmente difíciles al Atlético de Madrid en Champions League) y sus números convencieron a aficionados y cuerpo técnico, y tras un año ha logrado convertirse en uno de los referentes del -hasta la fecha- campeón portugués.

Si bien en sus comienzos actuó como jugador de banda, esta temporada ha sido reubicado al centro como segundo delantero, acompañando a Mitroglou. Todo ello viene condicionado por los problemas físicos de Jonas, quien sólo ha podido disputar 8 partidos hasta el momento. A pesar de ser una improvisación llevada a cabo por la demanda de dicha situación, Guedes se ha adaptado sin problemas a su nuevo rol. Sin duda ha influido su talento en ello, pero lo que realmente ha contribuido a que pudiera acomodarse a jugar al lado de un 9 es su manera de jugar al fútbol. No se trata de un extremo al uso; no acapara el balón ni ataca por fuera, se dedica a buscar espacios en las inmediaciones del área como si de un delantero se tratase. Tiende a disparar desde lejos, a menudo con acierto, pero su definición no está a la altura de un jugador destinado a ser la referencia en ataque. Sin embargo brilla con luz propia en su faceta pasadora, tiene gran facilidad para encontrar al hombre libre de marca, además de manejarse bien en cuanto a regate y desborde se refiere.

Su abanico de virtudes es amplio, y con el tiempo crecerá, pero aún debe pulirse y seguir creciendo. Sus registros han sido menores hasta el momento y quizás le falte más experiencia como jugador de primer nivel. El París Saint – Germain será el primer gran reto que afrontará Guedes en su carrera; un equipo que acaba de firmar a Draxler y en el que Cavani acapara gran parte del protagonismo ofensivo. Teniendo en cuenta la dura competencia que suponen el extremo alemán y Ángel Di María, será interesante ver qué planes tiene Emery para él y en qué posición. ¿Regresará a la banda, el esquema sufrirá modificaciones o tendrá que adaptarse otra vez a una posición nueva para él?

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *