Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Blah, blah, blah

El 3 de agosto de 2012 un semi-desconocido chico de 19 años firmaba como agente libre por la Juventus. Cuatro años después ese mismo chico se convertirá en el fichaje más caro de la historia, al menos hasta el momento. Hablamos, como no, de Paul Pogba y de su fichaje por el Manchester United, club que abandonó por su complicada relación con el entonces entrenador del primer equipo Alex Ferguson. Pero, ¿Cómo se ha llegado a esta situación? ¿Vale Pogba realmente todos los millones que cuesta su fichaje? Todo es cuestión de perspectiva.

Su primer año comenzó con un inicio de temporada lento, como es normal, pero a partir de invierno logró hacerse con un puesto once titular para la Serie A. En la Champions en cambio Conte prefirió usar a su trío de confianza de Pirlo, Vidal y Marchisio. Su gran condición física y habilidad le hizo encajar en el sistema de juego que proponía Conte, siendo la pieza clave para dotar de más fantasía a un centro del campo falto de esto último.

Ya que sí, Pogba pese a su físico es un jugador de fantasía, no un defensor o pivote. La imagen que ha dado Pogba en esta Euro no es más que el resultado de tener a un jugador en una posición incorrecta, cual bestia sedada, totalmente inofensivo. Paul necesita metros, necesita correr y tener presencia en los últimos sectores del campo. De ese modo se puede ver a un jugador determinante, en cualquier otro papel el francés podrá cumplir correctamente con su labor debido a su calidad pero no decidirá un partido.

De todos modos, si se ha seguido mínimamente la carrera de Pogba se puede apreciar un crecimiento notable en el jugador. Cada temporada ganaba peso en el equipo y tras 2 años de titular pasó a ser líder e imagen del club con tan solo 23 años. Seguramente este era el año para demostrar si valía el precio que se llevaba hablando ya dos veranos y su campaña deja dudas al respecto. Con un inicio plagado de lesiones, el nivel de Pogba -junto al del resto del equipo- fue muy bajo y la Juventus protagonizó el peor arranque liguero de su historia. Muchos achacan este nivel a la gran presión que tenía bajo sus hombros tras haber visto como Tevez, Pirlo y Vidal dejaban el equipo, pero como se ha mencionado anteriormente el contexto no ayudaba con gente como Padoin de titular. Poco a poco el equipo va recuperando efectivos y la presencia de Khedira se vuelve vital para Pogba, al que le da una libertad que antes no tenía.

paul-pogba-10
Pogba recibió el número 10 tras la marcha de Tevez, convirtiendose en el icono de la Juventus

Pasado el bache inicial el jugador goza de una temporada fantástica en la competición doméstica con 8 goles y 12 asistencias pero, como viendo siendo habitual, falla a la hora de dar un impacto real en la Champions League. Tras una discreta fase de grupo llega el gran choque ante el todopoderoso Bayern de Munich en el que la situación invitaba a brillar y sellar su estatus como gran estrella mundial del fútbol. Por desgracia para los intereses de los italianos falla a la hora de dar esta actuación en los dos partidos y pasa desapercibido pese a marcar un tempranero gol en la vuelta.

En el primero de los encuentros el Bayern domina la primera parte con una claridad abrumadora y el centro del campo bianconero naufraga sin dar respuesta. En la segunda mitad, en cambio, llega la reacción de la mano de tres hombres: Dybala, Morata y Sturaro. Pogba falla en destacar cuando el equipo lo hace por lo que pierde una oportunidad. El partido acaba 2-2 y en Alemania esperaba una segunda toma de esta eliminatoria en la que las cosas no pudieron empezar mejor para Pogba. En el minuto 5 recoge un balón suelto por una mala salida de Neuer y marca sin oposición, todo parecía indicar que por fin era la noche del para muchos jugador estrella del equipo. Pasan los minutos y la participación de Pogba no queda más en que detalles mientras la actuación de su compañero Khedira es cada vez más alabada. Para muchos incluso la eliminación de la Juventus se produce por el cambio en la segunda mitad del alemán y de Morata, mientras Pogba disputa todo el partido.

Pese que a la Juventus roza la heroicidad en Munich nadie habla de la actuación del francés, ni para bien ni para mal. Pasa totalmente desapercibido una vez más y las críticas de la Champions vuelven a salir a relucir entre sus detractores. Esto nos lleva a la pregunta del millón, ¿Es realmente Pogba valedor de los más de 100M que va a costar su fichaje?

En una visión global, rotundamente sí.

Pogba es un jugador de 23 años que se ha ganado la plaza de titular y de estrella en uno de los 5 mejores equipos de Europa actualmente. Tiene un techo incalculable si corrige los pocos fallos que tiene, entre los que no está la cabeza, ya que es un chico tremenda centrado pese a su extravagante peinado o forma de vestir. Pero dejando de lado el apartado futbolístico hay otros factores a tener en cuenta en este fichaje.

Muchos dicen que el mercado del fútbol se ha vuelto loco, pero no es así. La razón de los precios elevados que se ven hoy en día no es más que una consecuencia de la subida que han tenido los clubes en cuanto a ingresos se refiere. Los traspasos no son más que el ajuste natural a esta subida, ya que cuanto más tienes más se puede gastar y por supuesto, más te piden. Como bien refleja esta imagen que twittea Sergio Santomé, el millonario fichaje de Pogba no tiene un impacto mayor en las arcas del United que el que tuvieron fichajes como el de Verón por £28,1M en su día o el de Ferdinand por £29,1M. Y hablamos de una diferencia de £70M entre los fichajes, pero con una diferencia de £380M en ingresos.

Por otro lado, el impacto mediático del jugador es abismal. El jugador referencia de Adidas -entre los traspasables- firma por el equipo referencia de Adidas -así lo demuestra el contrato de patrocinio firmado años atrás-. Incluso antes de hacerse oficial la llegada a Manchester la marca deportiva alemana ya estaba sacando tajada de los rumores, metiendo por medio al mega-representante y ex-pizzero Raiola y el propio jugador.

Si Raiola ponía este tweet hace semanas Pogba no hacía de menos saliendo al paso a los entonces rumores de su traspaso con este post en Instagram:

En disant rien on a tout dis ?? we say it all by saying nothing at all #holidays

A post shared by Paul Labile Pogba (@paulpogba) on

En su momento este mensaje era bastante confuso. ¿Negaban los rumores de traspaso o celebraban el mismo? Lo único claro que se podía sacar era que la afición de Raiola por la pizza sigue intacta.

Los días pasaban, los rumores continuaban y Adidas callaba. Pero no para siempre…

Blanco y en botella… Pese a no ser oficial, pese a no haber una confirmación medio fiable por parte de ninguna de las tres partes Adidas lanzaba este vídeo para promocionar a su jugador. El impacto estaba asegurado. Porque guste o no, sobrevalorado o no, Paul Labile Pogba es un futbolista con un impacto único en el mundo del marketing y eso es difícil de conseguir.

Por último, el club de Manchester pega un manotazo en la mesa y levanta el fichaje estrella del verano al Real Madrid y Barcelona, al menos según la prensa. El mensaje es de quiero volver y una inversión como esta pone los cimientos para ello. Y sin jugar este año en Champions League. Por supuesto que el dinero es una parte fundamental en todo esto y la Premier League tiene un poderío superior en esto, pero no es fácil cerrar un fichaje de esta categoría simplemente por dinero.

Futbolísticamente está por descubrir dónde encaja en la idea de Mourinho y si alcanza
sus altas expectativas creadas por su vuelva a casa, pero el United ha hecho un negocio justificado sin ni siquiera tener que esperar a ver todo esto. Un fichaje, en mi opinión, muy del Manchester United.

cm8vtl-wcaamxhp

Resumen
Fecha del artículo
Tema
Blah, blah, blah
Valoración
51star1star1star1star1star

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *